Traductor

Seguidores

Contactanos

Contactanos

lunes, 3 de octubre de 2011

Capitulo 21 parte dos & Capitulo 22


XXI: ¿Tanto esperaron?
Parte 2
En el momento en el que dijeron la noticia sentí que el mundo se me derrumbaba, sentí que las paredes de mi casa se venían abajo, y yo moría. Quizás esta siendo un tanto exagerada, pero era la verdad, era algo raro que tus padres te digan…
-      Emma, tu eres adoptada.
-      ¿Qué?
-      Lo que escuchaste, perdón.- Dijeron los dos mientras me abrazaban
-      Los amo, puede que no sean mis padres biológicos, ni los mejores padres del mundo, pero los amo, ustedes me criaron, me dieron la felicidad que siempre quise. Me dieron todo lo que quise, fui feliz durante 18 años de mi vida, y lo se seguiré siendo. Los Amo papis.
-      Nosotros también te amamos hija, sos lo mejor que nos paso en la vida.
-      Y ustedes también. Los amo.

Luego de la bomba, tenía que buscar algo sobre mis padres biológicos, Necesitaba saber de ellos, de mi origen, de porque me abandonaron y todo eso, era mas que complicado.



XXII: La fiesta.
El tiempo paso, no se hablo de la mi adopción nunca mas, mi vida iba normal, como siempre, bueno, no tan normal.
Debía encargarme de los preparativos para mi cumpleaños número 19, faltaban pocas semanas…

Mis padres y yo estábamos decididos a contratar un servicio de lunch ya que éramos demasiados, 50 personas, no son pocas, y cocinar para tantos no creo que seria fácil. En mi mp5 comenzó a sonar la canción “Bravo Por La Tierra” de Teen Angels, había un fragmento de esa canción que me hacía sentir especial.


“Dejamos nuestra casa por la vida, buscando una historia sin mentiras, queremos resistirnos al destrozo y de ser nosotros mismos los despojos.”

Esa canción era especial en mí. Me dejaba un mensaje como, que siempre había que seguir adelante, cueste lo que cueste.



Pasaron las semanas, mi cumpleaños ya estaba cerca era mañana. ¡Cumplía diecinueve años!
Me dormí, soñando en la hermosa fiesta de mañana.

Y rápidamente se hicieron las 21hs y sono el timbre por primera vez, contenta fui a abrir la puerta, pero me lleve un disgusto, ya que era Oliver, el no estaba invitado.
-      ¿Qué haces aca?
-      ¡Feliz cumpleaños! Dijo Feliz.
-      Gracias. Ahora te podes ir.
-      ¿Ah? ¿No estoy invitado?
-      Emmm.. ¡NO!
-      Estas muy linda.- trato de convencerme, mientras pasaba por la puerta de la fachada de la casa.

Solo tengo una pollera tiro alto blanca, con una especie de faja negra, con puntos plateados, y una camisa negra con unas botas largas blancas, con toques en negro.- Pensé para mi
Tarde en contestar.
-      Gracias.- Oliver había entrado. Y juntos esperamos a los próximos invitados. Si lo sé, Oliver y yo éramos novios pero nuestra relación era rara.

A las 22:55hs, estábamos todos y  mi madre puso la mesa un poco antes, luego empezamos a comer, la noche paso rápido y la pase muy bien, hasta el momento de soplar las velas.

A mi lado tenia a Oliver, mi madre, mi padre y nadie mas. Sople las velas 23:55, antes de las 00:00hs claro. En el momento que sople las velas sentí un dolor en la muñeca y en la espalda, un dolor demasiado fuerte, pero lo pude disimular bastante bien.
Oliver me pregunto, que me sucedía y automáticamente conteste que nada, pero como de costumbre el no me creyo, le dije el dolor que había tenido.
-      ¿Enserio?
-      Sí, que tiene eso de malo fue un simple dolor de espalda, seguro una contractura.
-      Si… Claro….- Dijo sarcástico.
-      Oliver quiero dormir, ¿te puedes ir?
-      Si, adiós.- Trato de saludarme con un beso en la boca, le corri la cara, cuando se dio vuelta lo tome del brazo, lo bese, y simultáneamente terminamos acostados en mi cama teniendo sexo. Luego de eso, me quede dormida, a la 1:00 de la madrugada aproximadamente desperté y Oliver ya no estaba, eso fue raro; preocupada lo llame a su móvil, y no me atendió, intente una, dos, tres veces y luego me quede dormida.
Al despertar Oliver estaba al lado mío.
-      ¿Qué haces aquí?
-      Pase la noche aquí.
-      No, eso no es cierto, yo me levante y tu no estabas mas
-      Emma, estuve aquí a tu lado.
-      Está bien.- fingí que le creí, pero sinceramente no le creí nada.
-      Almorzamos en mi casa, ya que mis padres estaban trabajando. Cocine milanesas a la napolitana con papas fritas y ensalada de lechuga y tomate, luego de eso pasamos toda la tarde juntos, fuimos a la plaza y me invito a tomar un helado. Más tarde me acompaño a casa y él se fue a la suya. Al lado de mi casa. Habíamos quedado en ir al cine, que el pagaría, por supuesto que acepte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te quedaste con ganas de más?
Otro capítulo, el próximo Domingo

Visitas